eleccions municipals

Sin valores no hay futuro

Aunque las campañas electorales todavía no han comenzado según calendario, a todos los efectos esta semana ya tendremos las listas de todas las candidaturas, formaciones y partidos. Nunca el espectro político volverá a ser igual, atrás quedó el bi-partidismo y la alternancia.

El futuro Congreso y Plenos Municipales albergarán de 5 a 7 formaciones políticas como mínimo, sin que el ciudadano medio pueda valorar al 100% qué representa cada cual, si son de derechas, izquierdas, centro, ultra-derecha o ultra-izquierda mega segmentada. Las redes sociales que lo magnifican todo, conjuntamente con la televisión, ahora más que nunca, van a ser los canales de decisión de las futuras Elecciones Generales y Municipales. Y decimos decisión, no por sus programas, objetivos o promesas, sino por sus audiencias y alcance de los dos, tres, mensajes interesados de cada formación. Aunque más tarde se desdigan.

Durante las próximas semanas, todo valdrá para ganar votos, el calendario nos ha provisto de dos elecciones seguidas, una detrás de la otra, una en ámbito estatal, dónde Cataluña y los catalanes seremos sin duda los protagonistas y automáticamente sin poder haber digerido los resultados, unas municipales más segmentadas y diversificadas que nunca, dónde los movimientos ciudadanos locales se intentan abrir paso, sin depender de siglas, colores, grandes partidos ni obediencia a terceros.

Blindar valores comunes y trabajar para el futuro conjunto es la única vía

El victimismo, la rabia, el odio, la ira por el adversario, que muchas de las veces a sido la misma cuna política de las ahora nuevas formaciones, la ignorancia de las ideas, propósitos y pensamientos del contrario, provocan discursiones sin fin, en redes sociales, vacuas de planes de futuro, sin la búsqueda del verdadero diálogo, sin conseguir consenso. Imprescindible en los años de transformación que ya hemos empezado a vivir.

Sus líderes políticos, desde la barrera, miran expectantes y jalean’ por lo bajini’ a sus seguidores, para conseguir más alcance, más audiencia, provocando, las bajas pasiones de militantes fanatizados que calumnian, difaman, agreden, pintan fachadas de otras formaciones y siembran odio y mucho más odio, una sed de venganza, que aliena a la adolescencia y que ciega un mañana y un futuro de convivencia.

Al día siguiente de los resultados electorales, tanto estatales como locales, esos mismos que se han dicho de todo menos guapo, tendrán que tragarse sus desprecios y sus palabras frente a frente, pactando, sumando, restando para gestionar lo mejor posible el estado, la ciudad, tu barrio y tus servicios.

En estas elecciones duplicadas, ya no esta en juego ni la izquierda ni la derecha, ni la unidad, ni la independencia, esta en juego nuestro futuro, nuestra competitividad, el mercado laboral, el incremento de ventas en los comercios, después de esta mal llamada crisis, la apuesta por la innovación y la digitalización, la correcta gestión y adaptación por parte de todos los actores, los opositores también, a los nuevos modelos y hábitos, la formación constante ante la evolución exponencial de la informatización y robotización.

La globalización de las decisiones, nos afectará sin duda en la elección correcta. Solo dependerá de nosotros mismos, la correcta elección de candidatos, de formaciones y gestores altamente preparados para llevar a cabo la transformación más grande de nuestra historia. Una transformación que sin valores básicos y fundamentales, plan de futuro consensuados y establecidos, talento en la gestión, visión global y agilidad en las decisiones y posiciones, nos puede llevar indiscutible-mente a otra larga travesía por el desierto, otra década tirada por la borda, en precariedades y emergencias sociales.

Author: elTeuDiari Redacció

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.