Tot x Terrassa - Cartell - Jordi Ballart

Javier González: ‘Tot per Terrassa comienza con mal pie’

Tot per Terrassa comienza con mal pie

Artículo de Opinión de Javier González, portavoz del Grupo Municipal de Ciutadans (Cs) en el Ayuntamiento de Terrassa

El equipo de gobierno de Terrassa ha aprobado por mayoría absoluta cambiar el horario de los plenos municipales, que pasarán de realizarse el último jueves de cada mes por la tarde al último viernes de cada mes por la mañana. Trataron de justificar este cambio en base a dos ideas: la mejora de la participación ciudadana y de la conciliación familiar y laboral.

En cuanto a la mejora de la participación ciudadana, la portavoz del partido de Ballart no parecía convencer a nadie, por lo que terció en apoyo su socio independentista, Isaac Albert. El líder republicano, con la boca pequeña, reconoció no solo que no habían consultado a las entidades sobre este asunto, sino que justificó la decisión en que “deducían” que respondían a una demanda de entidades y ciudadanos. En cuanto a la mejora de la conciliación laboral, tampoco la portavoz del partido de Ballart supo argumentar con elocuencia lo que a todas luces es una falacia. 

En este punto, cabe preguntarse: ¿dónde están las denuncias por incumplimiento de medidas de conciliación del anterior mandato municipal? Es bien sabido que conciliar no significa cerrar el Ayuntamiento de Terrassa por las tardes, sino que se establecen turnos de trabajo como en cualquier otro servicio sea público o privado. Por tanto ¿quién necesita conciliar? Por un falso problema de conciliación no se debe poner en jaque toda la participación ciudadana, que es la razón fundamental por la que los debates de los plenos municipales son públicos. Dificultar la participación de las entidades, particulares o los políticos de la oposición es mandar una señal a la ciudadanía que denota autoritarismo y opacidad por parte del nuevo gobierno de Ballart con los independentistas.

Un gobierno en el que trece de sus quince miembros estarán cobrando a jornada completa. Ellos sí podrán asistir por las mañanas a los plenos y tener las tardes libres, pero no así las entidades, cuyos miembros tendrán que pedir permisos laborales para ir a las sesiones plenarias. Tampoco lo tendrán tan fácil los componentes de la oposición, que tienen que seguir manteniendo sus carreras profesionales en sus lugares de trabajo.
Ese nuevo partido, que dice que no es ni una cosa ni otra, ni carne ni pescado, quiere representar una opción localista con pretensión de nueva política. Y para eso se constituyó en una fenomenal orquesta. Esa orquesta tiene como principales intérpretes a músicos profesionales que llevan muchos años tocando alegres sinfonías, y que ahora han empezado a tocar una melodía que suena muy distinta en la sala de conciertos (ayuntamiento de Terrassa) que en bolos callejeros (campaña electoral). En Ciutadans estaremos ahí para explicarlo con detalle y ofrecer una alternativa cada vez que el “Mesías” de Haendel se deconstruya en un dodecafonismo.incomprensible.

Author: Ciudadanos Terrassa

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.