Coches en las aceras

Egarenses denuncian en las redes el incivismo de sus vecinos

Los vehículos aparcan en doble fila o invaden las aceras impidiendo el paso a personas y servicios

No todo se arregla a base de sanciones o de grúa municipal sino tomando conciencia del problema

Hace algunos años, los socialistas popularizaron el eslogan de “la ciudad de las personas” para fomentar el uso del transporte público, la implantación de las zonas azules, ensanchar algunas calles para pasear tranquilamente por ellas y utilizar parques y zonas verdes. Claro que, para que esta idea idílica es necesario que los ciudadanos colaboren. Lamentablemente no es así. Lo vemos cada día con el problema de los residuos que, si bien una parte es achacable a la empresa de limpieza Eco-Equip, otra tan o más importante, recae en el incivismo y lo mismo se podría decir de los aparcamientos. Nos explicamos. Desde hace semanas vemos a través de las redes sociales denuncias de egarenses preocupados por la doble fila en sus calles.

En el barrio de Sant Pere Nord, por ejemplo, los coches ya no se conforman con aparcar en doble fila sino que, en ocasiones, ocupan por completo las aceras impidiendo, de este modo, que personas con movilidad reducida o, simplemente, un carrito de bebés pueda pasar por ellas.

Cada vez que quiere pasar un camión, o los servicios de limpieza, se ven obligados  tocar el claxon (sea la hora que sea), para que el incívico propietario del vehículo salga o baje a mover su coche mal aparcado.

No es un problema del Ayuntamiento, es un problema de civismo. No todo se arregla a base de sanciones y de grúa Municipal sino de toma de conciencia. Lo que para tí “es un minuto” acarrea colas o interrumpe un determinado servicio ciudadano. Mal, muy mal. Básicamente porque Terrassa no tiene un problema de plazas de aparcamiento, en todo caso, lo tiene  de aparcamiento gratuito

Esta imagen es de Ca n’Aurell en 2015… pero podría valer ahora porque la gente sigue aparcando las motos donde quiere.

Fíjense en esta otra imagen que comparte Ana a través de Twitter: “Conductores incívicos e intolerantes, clientes del Bar Puerto Rico, calle Girona en el barrio de Sant Pere Nord de Terrassa. ¿Carritos de bebé? ¿Sillas de ruedas? ¿Personas?” -se pregunta.

El Código de Circulanción sólo permite estacionar en doble fila cuando el tiempo de parada sea inferior a dos minutos y el conductor permanezca dentro del automóvil. Todo lo demás es incivismo, egoísmo, pensar en tí, antes que en los demás… y eso vale también para los papás y mamás que cada día llevan o recogen a sus hijos en la puerta del colegio.

Author: Josep Guijarro Triadó

Periodista, escriptor i reporter de ràdio, premsa, premsa digital, i televisió.
Director del programa Enigmes i Misteris a RNE 4, col·laborador a ‘Channel nº4 de Cuatro’, Redactor en Cap de la revista ‘Más Allá’, Director de la revista ‘KARMA 7’, Micròfon d’Argent de la APEI RTV pel programa de Ràdio Terrassa Cadena Ser, ‘ El Vallés Hoy por Hoy’, Director de la revista ‘Rutas del Mundo’, col·laborador a ‘Los 32 rumbos’ de ‘La rosa de los vientos’, Director de PENTHOUSE, col·laborador del programa ‘Divendres’ de TV3, documentalista i productor de la serie “¿Extraterrestres?” a ‘Canal de Historia’, Director de la revista de viatges, arqueologia e història, ‘Planeta desconocido’.

1 comment

Una vergonya el que està passant a Sant Pere Nord. Una autèntica vergonya.
Les persones cada dia més incíviques i menys persones.

I l’Ajuntament que només es preocupa del centre.

Els residents de Sant Pere Nord hauriem de deixar de pagar imposts en aquest ajuntament que només veu “Terrassa Centre”

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.