Brutal agresión a un árbitro que anuló un gol al portero del Manlleu

El portero del Manlleu agredió al árbitro tras anularle un gol

‘La manera de salir de este campo es una vergüenza y el Manlleu se lo debería de hacer mirar’,  denuncia Joan García

Minuto 89 del duelo directo en la parte baja de la clasificación. El Manlleu, 23 puntos, cruzaba su camino con Sant Cugat, 22 puntos, con el descenso, ambos, en los talones. Una peligrosa falta contra el Sant Cugat ponía en alerta a los vallesanos. El portero local decide irse al ataque y, cuando el balón vuela sobre el área defendida por Gabriel Padrós, una mano del meta contrario, emulando a Maradona, pone la pelota en el fondo de las mallas. Gol del Manlleu… pero, la alegría del cancerbero local  Iván González, que celebró el gol a lo Cristiano Ronaldo en el córner visitante, duraría nada. El colegiado Gerard Creus anuló acertadamente el gol.

Lo que ocurrió a partir de entonces puede salirle muy caro al portero del Manlleu… pero recapitulemos.

No se podía hablar de final, porque quedaba mucha liga por delante, pero el equipo ganador de este duelo directo de la zona baja dejaría muy tocado al equipo vencido. Se adelantó el Sant Cugat mediante una diana de Maurici Alfaras en el minuto 60. La media hora restante de juego sería un constante intento de los locales para, por lo menos, evitar la derrota y rascar un punto.

Un punto que, por cuestión de centímetros, quedaba una cabeza por encima del salto del meta local, Iván González, que -como dije- se incorporó al ataque para rematar la última falta del partido. Al ver el cancerbero que no alcanzaría nunca a rematar el esférico con la testa, decidió ayudarse con la mano, cosa normal, por otro lado, para un portero, y así marcar el tanto del empate. ¿Problema? Que el árbitro recordó graduarse la visión y no se le escapó detalle de la jugada. Gol anulado.

No le sentó nada bien la decisión del colegiado a Iván González, que tras una celebración efusiva, fue al encuentro del árbitro, que le mostró amarilla por tan desafortunada acción. Ante la airada protesta, al árbitro no le quedó más remedio que expulsar, con la segunda amarilla, a González, que no se lo tomó nada bien y propinó una brutal patada al réferi cuando éste estaba de espaldas.

Un jugador de Manlleu vio doble tarjeta amarilla anteriormente en el encuentro, por lo que, en total, fueron dos los expulsados durante el partido para el equipo de Osona


“Lo que ha pasado hoy aquí es una vergüenza. Por la agresión y por tener que correr, como si fuéramos ladrones, a nuestro vestidor -ha dicho, en declaraciones a los medios de comunicación, Joan García, entrenador del Sant Cugat– y lo quiero denunciar públicamente, para que todos se enteren. Hay imágenes. Tanto que defiende la Federación Catalana que no hay violencia en el fútbol, que actúe ahora. La victoria me da igual, pero la manera de salir de este campo es una vergüenza y el Manlleu se lo debería de hacer mirar. Y lo que ha pasado hoy es una pena, que se entere el presidente Soteras y que se enteren todos”.

Son muchos los aficionados que piden la expulsión del jugador. Tanto de la competición como del club. Esos aficionados deben ser personas que nunca se han equivocado y que nunca han actuado en caliente. Personas cuya vida debe ser modélica. Iván González se ha equivocado, de hecho, se ha pasado cuatro pueblos y 10 ciudades del tamaño de Tokio. Debe recibir una sanción ejemplar, deberá pedir disculpas. El arrepentimiento, sospecho o quiero creer, no sé, lo sintió nada más pegar la patada.

El Manlleu ya ha condenado la agresión y, dice, tomará las medidas necesarias. Los de Osona son duodécimos en la tabla, tres puntos por encima del descenso que marca La Jonquera y acumula tres partidos sin ganar. Una situación delicada de la cual se ha alejado, un poquito, el Sant Cugat, que es séptimo con 25 puntos. Volvamos a hablar de fútbol.

Author: Alejandro Criado

Redactor d’esports (i del que calgui) a Terrassa i a Sabadell. Em podeu trobar a Twitter @criadovalverde

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.