A todas las que jugamos a fútbol nos han llamado machorras

Entrevistamos a la capitana del Terrassa FC

Judit Domene y Patricia Ballesteros se sinceran acerca del machismo en el fútbol

“Son tópicos que están en la sociedad. Que si todas las que jugamos a fútbol somos boller, que el fútbol es juego de chicos y si lo juego es porque soy una machorra…”. Es el llamativo titular que, en pleno siglo XXI nos deja la joven capitana del Terrassa, Judit Domene (Terrassa, 1999). Quedamos con ella en el Estadi Olímpic. Viene acompañada de su compañera de equipo, Patricia Ballesteros, que no puede contenerse y afirma “¡y todo esto por hacer lo que nos gusta! Nunca nos hemos engañado, hemos querido jugar al fútbol, lo hacemos porque nos hace felices. No nos importa lo que la gente diga”.

Después de los lamentables incidentes ocurridos este jueves en Ca n’Anglada, nos sorprenden menos las afirmaciones de estas dos jóvenes futbolistas. “El primer paso lo debe dar la Federación. El FC Barcelona ganó la Copa de la Reina esta temporada, pero la Federación no les pagó nada; en cambio, al equipo masculino, que también ganó la Copa del Rey, la Federación sí les pagó un millón de euros”.

Ponemos el ejemplo de los jugadores de la Selección de Dinamarca, que se bajaron el sueldo para cederlo a las jugadoras e igualarlo. Ni Domene ni Ballesteros esperan un gesto así de los jugadores españoles.

Nosotras siempre vamos a ver al primer equipo masculino del Terrassa, pero yo nunca los he visto en ninguno de nuestros partidos

Patricia Ballesteros (izquierda) y Judit Domene, jugadoras de futbol femenino en el Terrassa FC
Patricia Ballesteros (izquierda) y Judit Domene, jugadoras de futbol femenino en el Terrassa FC

La monetaria no es la única diferencia que ven las jugadoras con el fútbol masculino. “También la ropa, por ejemplo. A nosotras nos dan una equipación para todo el año; mientras que, a los chicos, cada cuatro meses se la cambian. Además, les regalan botas, productos Gillette… poco a poco se genera no machismo, tampoco discriminación, pero sí diferencias. ¡Nosotras también podemos anunciar la crema Nivea!”

La conversación se va animando y comienzan a enumerar más diferencias: “el Terrassa nunca nos enciende el marcador, tampoco nos hizo homenaje por ganar la liga el año pasado. Nos dijeron que el primer equipo nos haría pasillo en uno de los partidos, que saltaríamos al césped… pero únicamente nos invitaron a tribuna y anunciaron por megafonía que habíamos quedado primeras. Además, tenemos el último turno de entrenamientos por la noche y sólo disponemos de una mitad del campo, porque la otra mitad la ocupan amateurs que, a veces, hasta nos quitan una de nuestras porterías”. Agradecen al Terrassa FC apostar por el fútbol femenino, pero consideran que el mérito del ascenso pertenece a entrenadores y jugadoras.

Ni Judit Domene ni Patricia Ballesteros son, todavía, jugadoras profesionales. Judit trabaja como monitora de comedor y el año que viene comenzará un curso de integración social. Advierte de las dificultades que supone combinar fútbol, trabajo y estudios, pero cree que se puede sacar tiempo para todo, porque hace lo que realmente le gusta: “no me importa dejar de hacer cosas que otras chicas de mi edad sí hacen. Muchas compañeras sacrifican otras cosas también, vienen a entrenar hasta las 22.45, cuando al día siguiente madrugan para trabajar”.

Judit comenzó tarde en esto del fútbol, a pesar de jugarlo desde que tiene uso de razón.

Me costó mucho convencer a mi madre para que me dejara apuntarme a un club. Ella pensaba que era un deporte de chicos, era de regalarme muñecas, aunque nunca jugué con ellas. A los 15 años dejé el karate y entre yo y mi padre le hicimos entrar en razón y ahora se arrepiente por no haberme dejado hacer lo que me apasiona”.

Han pasado poco más de cuatro años desde el primer entrenamiento de Judit en la EF Bonaire y la vida le ha cambiado. Con 19 primaveras es la capitana del equipo que defiende el nombre de su ciudad, el Terrassa FC. Esta, que es su segunda temporada en el club, la ha comenzado a un nivel muy alto: ha sido titular en todos los partidos, 7 hasta la fecha, en los que la extremo ha marcado 2 goles.

Judit Domene es capitana del Terrassa FC con solo 19 años
Judit Domene es capitana del Terrassa FC con solo 19 años

El Terrassa estrena categoría, Preferente, después del histórico ascenso de la temporada pasada (24 victorias en 28 partidos; 126 goles a favor, 33 en contra). Forman una plantilla muy joven, pero cuentan con alguna jugadora veterana que conoce la categoría y tiene mucha más experiencia que Judit. Aun así, fue elegida capitana.

Y es que su implicación con el Terrassa es total. Aparte de ejercer su rol de capitana entrena al equipo de benjaminas del club junto con Patricia Ballesteros. Ella se quita importancia: “muchas jugadoras del primer equipo entrenan a niñas del filial”.

Ambas coinciden: los éxitos no sólo de la Selección Española, también del Terrassa, ayudan a que cada vez sean más las niñas que quieran jugar a fútbol. “Yo les tengo envidia -dice Patricia- cuando ellas lleguen al primer equipo, la situación, si Dios quiere, no sólo del club, también del fútbol femenino, será mucho mejor. Ya no habrá tanto recelo ante la mujer futbolista”.

Author: Alejandro Criado

Redactor d’esports (i del que calgui) a Terrassa i a Sabadell. Em podeu trobar a Twitter @criadovalverde

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.